Digestiva

Casi siempre que tenemos que operar a una mascota del aparato digestivo es porque ha comido algo que no debe.
Por ejemplo, si se da un atracón de comida y luego se pone a jugar y es de raza grande podrá desarrollar una grave enfermedad, la torsión de estómago.
En otras ocasiones comen todo tipo de cuerpos extraños: trapos, piedras, pendientes que provocan obstrucciones intestinales.
 
Disponemos de los medios diagnósticos y de tratamientos para estos problemas.
  • Radiología simple y de contraste
  • Ecografía
  • Endoscopia intervencionista
REF: Digestiva // Stock: Disponible